top of page
  • Foto del escritorRoberto Alonso

Abro hilo... Cuando Twitter empieza a estar en cuidados paliativos

Por ROBERTO ALONSO ÁLVAREZ

ENERO 2023

Anuario 2022 de la Asociación de Periodistas de la Provincia de Alicante


Un año más se ha celebrado la Gala de la noche "off the record' organizada por la APPA (Asociación de Periodistas de la Provincia de Alicante). En ella se otorga el Premio Libertad de Expresión 2023, esta vez para la fotógrafa alicantina Cristina de Middel y, además, se presenta el Anuario 2022 de la Asociación.


Esta es la portada y el artículo de opinión que escribí para la ocasión a raíz de un hilo que escribí en la red social Twitter a finales del año 2020.


Aquí puedes leer el artículo completo por si tienes el visor de imágenes no te va bien:

Parece que nos encanta tropezar siempre con las mismas piedras. No aprendemos. Tras la pandemia el clima social se ha vuelto difícil de digerir con insultos y agresividad que horrorizan y hacen perder la esperanza en la sociedad.


Los 44.000 millones de $ que el empresario Elon Musk (Petronia, 1971) se ha gastado en la compra de Twitter han traído a primera plana los tejemanejes de los “nuevos ricos” que están utilizando el mundo virtual -incluidas pajas mentales metavérsicas- para neopartidas de mesa como si del Monopoly o el Risk se tratase. Ahora parece que una posible tercera guerra mundial -sin menospreciar el atroz conflicto que está suponiendo la invasión de Ucrania por parte de un acomplejado y enajenado dictador llamado Vladimir Putin (San Petersburgo, 1952)-, pudiera librarse en una red social en la que siempre ha costado mantener un tono educado y cívico. De hecho, mirándolo con perspectiva (perdí mi virginidad en Twitter en agosto de 2009 y este es mi usuario actual: @roberaloal), siempre ha sido un espacio hostil, poco agradecido y con claras semejanzas a un patio de colegio en el que las trifulcas y batallas se amplifican con pandilleros, bots y cuentas falsas bajo la efímera fortaleza que les proporciona el paraguas del anonimato o el no estar cara a cara. Hay que reconocer que los anteriores dueños de esta red social trataron de velar por un espacio más amigable -suspensión de la cuenta de Donald Trump incluida- pero, con la nueva directiva, parece que todo vuelve a oler a cloaca. Twitter ha sido ese lugar que, cuando lo utilizas como libro en blanco, se te puede ir de las manos… Dudando entre si dejar o no de usar esta red, me dio por revisar algunos de los tuits que había posteado y me remonté hasta finales de 2020 cuando me vine arriba y vomité mi estado de ánimo pandémico. #AbroHilo: .- Estos días en los que empezamos a cerrar el año, me ha dado por pensar (quizá de más)… .- En una época en la que podría parecer que hemos superado ciertos estigmas, no dejo de sorprenderme cuando cada dos por tres surgen comentarios racistas, xenófobos, homófobos, machistas, etc. Muchos de ellos con cierto tono de superioridad.



.- Tristemente, la discriminación siempre está ahí y, por desgracia, parece imposible combatirla. Siempre he asumido que la educación era el “arma” más valiosa para batallar en una guerra dialéctica y mental. Pero parece que no lo es todo. .- Educación sin responsabilidad y esfuerzo individual no es el vehículo que nos llevará a un mundo más cívico. .- Este 2020 parecía que los aplausos en los balcones nos estaban trasladando al “mundo de la piruleta”, pero, en realidad, no hemos tardado en volver a priorizar la individualidad más egoísta frente al bien común. .- Hemos empezado el mes de diciembre, huele a todo el azúcar navideño que edulcora hasta empachar y avecino el mismo sentimiento cínico de lo que vivimos en balcones durante los meses de marzo y abril.


.- Distancia social, mascarillas e higiene individual quedan en un segundo plano cuando se trata de “mi disfrute”. ¡Viva el alumbrado navideño!


.- Llueven las noticas/propaganda sobre la gestión de la crisis sanitaria, muy teñida por los colores políticos. Vuelven las noticias sobre la supuesta carreta por LA VACUNA… Y parece que pensando más en cómo hacer dinero que en el bien social.


.- Mientras, la población, nos subimos a un unicornio que nos lleve a ese 2021 (relativamente) “NORMAL”.


.- ¿Realmente hay una carrera por tener la vacuna más efectiva? Si hay carrera, esta la ganó China en febrero de 2020 con Coronavac. Cuando empezamos a hablar del COVID19, no tardaron en aparecer pintadas como “COVID19, el virus chino”, vandalismo contra comercios asiáticos…


.- Siempre se habla de China como de un país de segunda, pero seguramente llevas en tus manos un iPhone fabricado allí. O quizá tengas un smartphone Xiaomi o un Huawei, también fabricados allí. Tecnológicamente es un país puntero y ¿por qué no puede serlo también a nivel científico?


.- En los últimos meses no se amplifica información sobre la vacuna china, solo de las occidentales (¿te suena Moderna, Pfizer o AstraZeneca?). Lo mismo pasa con Rusia. Lo que sí han viralizado (como el coronavirus) son los memes de la vacuna rusa hecha a base de vodka.


.- ¿Puede el virus del odio ser peor que el del COVID19?


.- La pena es que nuestro propio complejo mental hace que subestimemos a los demás y no acabamos de ser conscientes de lo pequeños de mente que somos. ¿Confías más en la vacuna de EE. UU. que en la de China?


.- Si tu respuesta es sí, el marketing que han hecho al otro lado del Atlántico ha sido súper efectivo.


.- Quiero agradecer a la viróloga china Chen Wei su esfuerzo e implicación en el desarrollo de la vacuna cuya distribución corre a cargo de CanSino Biologics.


.- No obstante, pensad que la vacunación no va a ser “a la carta” y que, por el bien de tod@s, te vacunarás con la que te toque, sea de dónde sea su procedencia. PD: ¿Para cuándo una vacuna cívica?

Releyendo este hilo, tengo la sensación de que es poco lo que ha cambiado en todo este tiempo. El odio, un tono muy agresivo y continuas faltas de respeto aumentan de manera cada vez más frecuente. Además, desgraciadamente, parece que también ha llegado a la política para instalarse. Lo difícil ha pasado a ser fácil y poco elaborado, como si los discursos (monólogos vacíos en su mayoría) se diseñasen para ocupar titulares sin más ambición que viralizar como tema esperpéntico y acabar convirtiéndose en meme de WhatsApp y otras redes sociales. En general (sabiendo que generalizar es osado por mi parte) no pensamos de manera colectiva, no remamos todos a una. Todo nos parece un ataque y nuestro cerebro reptiliano nos empuja a atacar con el “y tú más”.

No tengo ninguna duda de que Twitter se va a volver más salvaje con Musk como propietario y esto hará que sea el medio perfecto para seguir difundiendo odio, rumores y noticias falsas. En plena época de la globalización y de la información en tiempo real, la desinformación, como AVÓN, “llama a nuestras puertas”. La capacidad crítica parece que la tenemos anestesiada y el hábito de consumo rápido que tenemos como sociedad hace que nos de pereza profundizar e informarnos mejor en fuentes fiables y menos sensacionalistas.

Humildemente me atrevo a pedirte una cosa… ¿Cómo contribuyes tú a esta crisis?

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Publicar: Blog2_Post
bottom of page